Me cansé de esperar a que alguien me dijera que me quiere y me comencé a querer yo misma

0
621

De la manera difícil, me fui dando cuenta que las personas solo se quieren a sí mismas, OJO, no generalizo pero si prestas un poquito de atención a las relaciones interpersonales de tu alrededor, te das cuenta que la gente suele ser egoísta.

Todos cometemos errores y es de sabios reconocerlos, pero creo que el error comienza cuando depositamos nuestra felicidad en el bolsillo de alguien más, no podemos escudarnos de que esa persona es tu otra mitad, que te hace falta para sonreír, que sin ella no estas completa, las cosas no son así. Se nos olvida que nuestra felicidad sale del interior de cada uno, que somos nosotros en lo individual, los que sabemos que nos gusta y que nos pone de malas, solo así proyectamos felicidad y podemos contagiarla a los demás.

Con lo anterior no digo que somos seres ermitaños, autosuficientes que siempre libramos las batallas solitos, NO; como todos, yo he pedido un abrazo para que me consuele, he pedido un sabio oído que me escuche y que me ayude a retomar el camino si es que lo perdí por ahí, somos seres sociales por naturaleza, pero eso no quiere decir que de alguien más dependa tu sonrisa.

Lo que quiero dejar claro es… Aunque tú estés mil veces para una persona, en sus tristezas, en sus enojos y victorias, no quiere decir que esa persona también estará para ti, ¿si me doy a entender? Habrá veces que el único que esté disponible para salvarte y para escucharte, serás tú mismo.

Deja ya de esperar que el mundo caiga a tus pies, deja de esperar al príncipe que te salvará de la torre y comienza a salvarte a ti misma, aprende a darte cariñitos, aprende a decir que no necesitas encontrar a tu otra mitad porque eres una mujer completa.

Aprende a quererte tú solita, solo así, la persona que llegue a ti, estará convencida que lo quieres por lo que es, no por lo que hace de ti cuando está contigo.

Idea Original: Nicole Alcantara