Muy tarde comprendí…

0
1321

Me enseñaron a no quejarme porque nada se soluciona de esa manera aunque hoy quisiera renegar y reprocharte mil veces por ser como eres, reprocharme a mi misma las veces que perdí el tiempo pensando en como hacer para cambiarte. No puedo manejar ya el tiempo en realidad nunca pude hacerlo y me siento tan impotente porque se me fue entre los dedos, el tiempo y el amor se nos escurrió de las manos. Ya es tarde para decirte que no quiero que seas así, ya es tarde para pedirte que intentes ser diferente, a decir verdad aún con todo el tiempo del mundo no podría hacer algo así porque no serías capaz de contradecir tu naturaleza.

No eres ese tipo de hombre que ves por los demás, eres primero para no tener que desperdiciar el amor que puedes dar, no eres de los que se preocupan por complacer pues creo que te sientes demasiado para cualquiera, siento que tienes la idea en la que sólo mereces y no debes preocuparte por dar. 

Muy tarde comprendí que nada sacaría de una relación así, yo quería amarte profundamente, yo quería pasar mil noches a tu lado y seguirlas contando. No se puede vivir en base a ilusiones, no se puede vivir a base de “Quiero” porque no soy sólo yo, porque no eres sólo tú. Me hace falta aprender a ser practica a dejar lo que o sirve y de un sólo paso irme lejos. Muy tarde comprendí que el amor no nace con el tiempo pues debe haber desde un principio y después sólo alimentar, alimentar y hacerlo crecer. Puedo reclamarte por no advertirme aunque el reclamo caería en mí por no pesar antes de actuar, yo soy la que debería de analizarlo desde un principio.

La individualidad que tienes tú no la tengo yo, mi idea de amor es distinta y lo supe desde los primeros días, mírame ahora ya han pasado meses y no logré amortiguar la caída, caigo desde el cielo y me quedo enterrada en mil excusas que me quiero decir aunque sé que no me puedo engañar. Me voy ahora mismo con el sentimiento de decepción pese a que nunca me hayas decepcionado, no me has engañado, no has mentido sé que siempre has sido el mismo y yo no quise ver eso. Quisiera tener a alguien a quien odiar y reprochar pero no puedo pues todo sería sólo para mí… envidio a quien puede descargar el dolor odiando a alguien más.