No necesito elegir cuando te tengo conmigo.

0
464

Ahora estas conmigo y no deberías tener miedo a sufrir, yo no soy como todas; ya te habrás dado cuenta de eso. Yo no estoy esperando que tomes las riendas porque en algún momento tu papel en esta relación te obligará a hacerlo. Sólo con el tiempo aprenderás a hacerlo. Ya no estas solo, ya no estas con alguien que pide más de lo que pueda dar yo sólo espero de ti lo que tengas que ofrecer, lo que puedas y eso es porque yo si te conozco. Me he dado el tiempo de analizarte y conocerte. Sé que puedes ser parte de mí.

Puedo irme y conseguir alguien para pasarla, pero no quiero hacer que la vida me regrese el mal que pueda causar puedes estar seguro de eso. Deja las inseguridades para cuando no sepas el rumbo que vas a tomar y déjame a mí tomarte de la mano para mostrarte lo que va a pasar; si eso te gusta te puedes quedar pero si algo no te parece bien; puedes decírmerlo porque tú también lo puedes cambiar. 

Muchas veces evite hacerme a la idea de como sería un hombre perfecto porque sabía el riesgo que se corre al imaginar a alguien y nunca poderlo encontrar, pero caí en la trampa de planear, caí directo y pensé, pensé… Pensé en el hombre perfecto, la mitad, ese hombre que sería el ideal mientras comenzaba a desesperarme, mientras pasaba justamente como temía y en cada par de ojos veía que no eran los correctos. Después te conocí y me olvide de planes, me olvide de esa imagen sólo para darme cuenta que eras el hombre de mis sueños. Esa creación por fin se había materializado y aquí estas. 

Puedo elegir entre muchas cosas, puedo decidir el camino fácil y ser soltera para siempre, puedo fingir diciendo que me gusta la libertad de hacer lo que quiera sin necesidad de dar razones, puedo elegir entre tú y la facilidad que ofrece la vida individual pero no quiero nada, así nada me sería útil y no creas que necesito de alguien para tomarle sabor a la vida pero es que todo se vuelve mejor cuando me acompañas a salirme de la rutina.