Podríamos hacerlo pero nunca hemos querido.

0
471

Podríamos ser directos, podríamos decirnos las cosas como son para no estar esperando las oportunidades con las que soñamos, pero no podemos ser así, no sabemos ser sencillos y vivir el día como es, aprovechar cada cosa que el día nos brinda adaptándonos a la vida y dejar de obligar a la vida que se adapte a ti y a mí. No podemos rendirnos y ser comunes y corrientes porque dentro de toda nuestra locura esta nuestra esencia, dentro de todas las cosas que hacemos están nuestras cualidades, pedirnos ser como el mundo es pedirnos que nos arrodillamos y ya no caminemos.

Pero somos complicados, pero somos diferentes a lo que un día intentamos, no podemos ser como queremos, nos mantiene viva la ilusión de una vida común y corriente, una en la que no tengamos que estar pensado en las cosas que no nos gustan, una en la que no debiéramos de preocuparnos por el juicio de las personas, una en la que la opinión ajena fuera tan obsoleta como la nuestra. La vida es más complicada de lo que pensábamos, la vida nos pondrá reto tras reto y te aseguro que al final no lo lograremos.  

Podrías tú hablarme con la verdad sin necesidad de mentiras que parezcan inocentes, aunque en realidad no las hay, podrías decirme todo aquello que te molesta y yo podría ser la mejor persona para escucharte y ayudarte a solucionarlo aunque sea difícil, o lo haría por ti y sé que tú por mí. La fantasía es útil para vivir, para solar y anhelar lo que no se puede obtener entonces me reuso a pensar que todo lo dicho nunca podrá ser. 

Pudiéramos ser relajados y amorosos, demostrarnos nuestra diferencias con calma y paciencia pero hemos elegido el camino más complicado, hemos decidido que la calma no es la mejor manera de contemplar nuestra tempestad, hemos decidido que la guerra es la que nos hace caminar de verdad.