Quisiera cambiar el pasado pero el mínimo detalle me alejaría de tu lado.

0
428

Puedo lamentarme todas las cosas horrendas que me viste hacer, puedo mirar al cielo y pedir que te quite de allí todas esas veces que fui presa de mi joven estupidez pero para qué pedir que te quite de allí si al ser testigo de eso ahora puedo excusarme en la honestidad, no puedo mentirte ni andarme con mascaras. Porque contigo he tenido que ser yo y nada más, nunca he tenido que fingir ni actuar, es sencillo contigo ser honesta y libre de apariencias. No puedo quejarme del trabajo que me ahorras, aunque tampoco puedo pasar por alto el dolor que en su momento te causo recordarme siendo parte de otras pieles.

Yo sé que no he sido la mejor mujer, yo sé que no he sido ninguna santa pero aquí estas, pero nadie te ha obligado, cada decisión que has tomando ha sido simplemente tuya y de nadie más. No puedo lamentar el pasado, no puedo decir que debí ir derecho para presentarte una mejor versión de mí (la que intento ser ahora) porque de haber ido derecha nunca me hubiera topado contigo, nunca me hubiera perdido en un abrazo eterno y espontaneo.

El tiempo que invertí en otras personas resulto ser el tiempo que me llevo a ti. El amor juega de maneras extrañas y ahora sé que seré tu eterna mujer, que todas las noches serán para amarte sin raciones. Míranos ahora siendo parte de un plan con magnitudes colosales, míranos ahora cambiando de papeles, siendo tan diferente pero perfecta para ti. No puedo lamentar ya el pasado, sería injusto cambiarlo y perderle me algo. 

Ya no busco nada, en tus ojos profundos y enmarcados encontré todo lo que yo necesitaba. No necesito lamentarme porque a pesar del dolor o de la equivocación; de cualquier manera me quede a tu lado y tú en el mio y espera ahora que así sea. Ahora miro al cielo y doy gracias porque las cosas hayan sido como fueron, pido que nunca se acabe el tiempo cuando estoy a tu lado.