Soy una mujer de tiempo completo.

0
331

No sólo es ser linda y contrastante es una verdadera tarea la de todos los días porque soy como debo de ser, a la medida para mí y mis necesidades pero a veces eso no encaja con el mundo entero. No me importa el lugar ni el momento; si tengo algo que decir siempre lo hago de frente y con el respeto que se debe pero en mi boca no se queda nada que no debe. Las ideas que los demás tengan de mí poco me importan aunque deba aceptar que me las he ganado, que cada una de ellas implicaron todo mi trabajo y hasta mi entusiasmo. Me he ganado todo con mi propio sudor y me encanta poder decirlo. 

Soy salvaje porque mi instinto marca el camino, no sigo las corazonadas porque eso es una idea romántica que la gente inventa para tener un pretexto, yo en realidad sigo el propósito que mi cuerpo y mi instinto algo primitivo me indica. No presto atención a las superficialidades o las apariencias, cuido mi imagen porque me gusto y me gusta gustarme más cada día, sin embargo poco me importa lo que puedan pensar de mí siendo así. Me importa lo que soy y lo que me hace ser yo. Me prohíbo seguir modas o tendencias aunque los zapatos lindos sean una odiosa debilidad mía, no me estanco en banalidades que no me ofrecen nada sabio.

Nunca dejo las cosas a medias, parte de mi trabajo es dejar todo completo para no desear volver al pasado y cambiar o terminar. Todo o nada no importa si pierdo o gano pero que todo quede hecho como se debe. A veces soy algo loca e imprudente pero son lo sazones que le doy a mi vida, a veces me quedo tranquila y soy como un perfecto equilibrista pero eso no me hace ser voluble ni impredecible es mi naturalidad, es la naturaleza que me hace ser quien en verdad me gusta ser. Puedo amar o puedo odiar con profundidad, me dedico al momento y hago cuanto puedo para que en un futuro no pueda reprocharme absolutamente nada.

Puedo tener muchas cosas que hacer y aunque no puedo hacer varias al mismo tiempo, puedo terminarlas todas cuando debo, me concentro y hago lo que debo. Nunca juego, no me ando con rodeos y es por eso que muchas veces he visto el suelo muy de cerca las veces que he caído desde arriba… De todo he aprendido y mejor que eso; siempre lo sigo haciendo.