No, no quiero que me ames como a ella

0
334

Sé todo lo que ella significó en tu vida, sé todo el amor que le diste, sé lo mucho que la amabas y no, no pretendo ocupar el lugar de nadie, ni siquiera ha pasado por mi mente el parecerme a ella, no quiero el amor que le diste, me considero una persona única, misma que te llenará de experiencias nuevas, diferentes; no, no quiero que me ames como a ella.

No quiero presionarte de ninguna manera, prefiero que sea el tiempo el que te haga sentir algo bonito por mí, que sea el tiempo el que te demuestre que vas a amarme incluso mejor que a ella. Con el tiempo, quiero llegar a ser esa chica con la que te sientas bien, esa chica a la que extrañes sin importar que la acabas de ver.

Al conocerte me quedó claro que el amor no se busca, se encuentra, así como tú chocaste de frente con mi vida cuando no quería enamorarme de nadie, cuando empezaba a acostumbrarme a mi soledad. Esperaré a que te des cuenta que no me buscaste, que nos encontramos.

Jamás te pediré que la olvides, de sobra sé que las persona que pasan por tu vida, de una u otra forma dejan una huella que es importante recordar, para bien o para mal, ella fue parte de tu vida, y comprendo que tuviste un pasado antes de mí.

Sé que tu corazón ahora esta tan roto como el mío, sé que te entregaste a manos llenas a alguien que no supo valorarte, yo también fallé, los dos fallamos al entregar el corazón a quien no supo valorarlo; sé que sufres, y no seré yo quien te cure, como no serás tú el que repare mi alma, pero sí, conociéndonos, tratándonos, dándole tiempo al tiempo, juntos vamos a salir de la tristeza, a tu lado ya no me siento triste, sé que te sientes igual, por eso de la mano nos estamos ayudando a salir.

Me queda claro que si no hubieran pasado por nuestras vidas esas personas que nos hicieron daño, ahora tú y yo no estaríamos juntos, tú y yo no estaríamos caminando de la mano como lo hacemos.

Sonará tonto, pero agradezco a esas personas que no nos valoraron porque ahora podemos celebrar que hayas aparecido en mi vida y yo en la tuya, que por rotos que pareciéramos cuando nos vimos, ahora cada mirada, cada beso, cada batalla de cosquillas, es un impulso diario para sonreír. Cada momento es mejor si lo vivo contigo.

Idea original: Mayra Cabrera