El recuerdo basta para mantenerte con “vida”

0
328

Antes de partir me dijiste que el recuerdo es que el mantiene vivas a las personas y de cierta forma tenias razón. De una manera muy filosófica, de una manera muy fantasiosa, de una manera muy poética tenias toda la razón del mundo pero eso no es tenerte aquí, finalmente yo te sigo extrañando porque el recuerdo de tus brazos no me traen su calor, porque el recuerdo de un beso en las mejillas no me traen esa sensación o quizás mi imaginación no es muy buena. No me sirve el recuerdo en las noches que al girar en la cama ya no te tengo, no me sirve el recuerdo para platicar cuando me siento sola, no me basta lo que dijiste… No me basta.

Me llego a sentir mal por no ser el mejor ejemplo de ti, por no seguir honrando y viviendo como dijiste que sería, sin embargo, yo no puedo con la mentira y no reclamarte a ti a estas alturas por no estar aquí sería ocultar lo que en verdad siento de ya no tenerte más. Porque una imagen no basta, una fotografía no lena huecos, un recuerdo no suple yo necesito estar junto a ti y para eso tengo sólo una opción aunque no la quiero, sería la peor forma de honrar tu recuerdo además de que todavía le temo. 

Me quedo, me quedo para sufrir, para voltear al pasado y tenerte allí, para intentar ser feliz, para en momentos querer morir, me quedo simplemente para vivir… Porque tú era lo más querías, querías quedarte, poder sonreír, poder amar y gozar de lindos amaneceres no puedo yo desperdiciar lo que a ti se te negó, aún así todo esto es molesto a veces quisiera arrancarme el pelo, llegar a mi limite en sufrimiento para ya no sentir más, me aprieto la pansa y me dan ganas de vomitar, miro al cielo y espero amenazantemente que allí sea donde te encuentres. Me aferro a las cosas que dan esperanza cuando alguien se va, enciendo velas en altares, pido de rodillas, cuento cuentas con las manos, en las noches me quedo despierta implorando que me veas desde arriba…

Nada sirve como dice, sólo mantienen ocupada a la persona en cuestión, me entretienen la cabeza que no tengo tiempo de ponerme a llorar, me ocupo de pensar y pensar en que todo vaya bien para ti aunque aquí todo siga igual, aunque aquí poco a poco empeore porque aún no me llego a acostumbrar. La vida sigue igual solamente que no estás, a veces lo pienso a detalle y quiero poder ser mejor para el día que te vuelva a ver poder decirte que hice lo mejor para no fallarte y mantenerte con vida aunque haya sido en mi mente.