Hoy no es un día como los demás… Hoy te voy a olvidar.

0
307

Lo digo como si las fuerzas fueran enormes, como si en verdad me sintiera preparada para eso, como si de verdad estuviera lista para dejarte atrás y mi vida continuar. Quisiera convencerme, quisiera dejarte sepultado en la almohada mientras duermo, quisiera que ningún recuerdo fuera tan claro, quisiera no tener que recordar cada beso y de tener que hacerlo; quisiera que no sintiera que esta sucediendo. En momentos la fuerza de voluntad hace gala de su aparición pero son efímeros y pasajeros.

Tenemos muchas cosas que en común no nos dejan avanzar, sé que tú también intentas dejarme atrás, que son ta fuertes tus ganas como las mías de arrojar por un barranco todas las cosas que te recuerden a mí. Sé que no lo haces porque en realidad tendrías que arrojarte tú mismo. Entiendo que la historia que un día escribimos juntos hoy no es más que una melancólica novela, sé que las mentiras, los abusos, las peleas, las personas ajenas, la desesperación, los besos que repartiste, las miradas que deje libres, las palabras que nos acribillaron y los corazones que fracturamos son un tatuaje que nos hace latente ese recuerdo siniestro. 

NO, no era lo que queríamos, el anhelo era parte de nuestro plan, la ilusión era el lienzo en donde escribíamos cada parte de nuestro amor, pero no supimos manejar cada situación que se nos presento. Quiero olvidarte y olvidar como te sientes… como antes, mi cama huele a tu ropa, tu lado del sillón tiene tu forma, tus mensajes siguen en mi memoria, tu número no se borra de mi mente… Muchas veces he querido llamarte, hacerme pasar por una desconocida para escuchar tu voz y derretirme otra vez.

He querido hacer mucho y sé que tú también, me he enterado de las mujeres que te han dejado porque no logras superar lo que algún día fue tu mejor momento. Ahora que lo pienso mientras lo digo me doy cuenta de lo idiotas que fuimos, me tienes aquí y te tienes ahí diciendo que te duele el alma rota que dejo ese amor pero a la vez no dejas de engrandecerla con cada metáfora, con cada analogía, con cada comparación que se te ocurre y que se me ocurre. 

Hoy nos volvemos un par de extraños que se miran de lejos, que no se hablan y que intentan estudiarse sin levantar sospechas. Veras que hoy no será un día más, verás que hoy por fin te voy a olvidar y convertiré este día en uno especial. Hoy dejaré ser la extraña que quieras olvidar, hoy me convertiré sólo en una extraña más.