No es consuelo pensar que miras desde lejos y yo con mi miseria por no estar contigo.

0
300

La gente que me quiere animar en verdad lo intenta, hace lo posible por mantenerme con cordura y con la conciencia a tope para que yo misma sepa que dí será mañana, para que no me pierda en el tiempo, para que nada se me haga eterno pero a diferencia de ellos; yo no puedo manejar eso, pues cada noche que pasa representa otro día que no puedo tenerte conmigo. Me dicen que sonría a la vida que yo si puedo disfrutar mientras que tú estas allí recostado esperando la eternidad, un instante mal utilizado me robo a la única persona en la que podía confiar, a la única persona con la que podía alcanzar la felicidad.

Estabas en el momento equivocada en el lugar equivocado, sin embargo, lucho con la idea en la que la vida es sabia porque fue ella misma la que me pudo en tu camino o la que te puso en el mío y no quisiera poder ver que efectivamente estabas donde debías estar ¿Entonces a quien culpar? El dolor no se maneja dejando que el tiempo pase, no se maneja diciendo que él es sabio y en algún momento se llevara la suciedad que te hace no querer respirar… No, necesito culpar a alguien y no sé su soy yo por no estar contigo, no sé si fue la persona que no se dio cuenta de ti o sí culpar a la infinidad que me tiene con la esperanza a flor de piel.

Intentan consolarme diciendo que me miras desde el cielo.. pues ahí estas bien, porque si de verdad me mirarás desde allá no te quedarías sin nada que hacer o decir, si en verdad me miraras sentirías pena de verme sufrir mientras tú sólo en la comodidad de la altura me miras deshacerme en lamentos y quejas mentales. Mentales porque no quiero decir nada a nadie, mentales porque no hay quien quiera ver a una chica quejarse y porque no quiero que vengan a decirme que ya todo esta bien. 

Me duele no tenerte, me duele pensar queme miras desde algún lado y que podrías estar sintiéndote mal por mirar mi estado, me duele saber que podrías estar encima de mí y no tener las alas para poderte alcanzar, me duele saber que ya no volverás a menos que rete el rumbo natural de la vida… aunque a estas alturas eso tampoco sea coherente. Quizás sí estas donde debes pero no puedo encontrar la razón para que yo siga aquí ya que yo no debería estar sin ti.