Quien sea menos tú.

0
268

Hoy me quieres y mañana surgen las sudas, si lo sientes ya no lo pienses, déjalo sentir, déjalo fluir y no lo pienses más. No soy juguete y deberías de saberlo ya, me lastimas con ese comportamiento; no lo entiendo pues dices amarme, si no estas seguro de lo que sientes porque primero no lo aclaras. Me dueles con esas preguntas y cuestionamientos. No creas que estoy aquí porque me guste el dolor, no estoy para soportar los berrinches de nadie, déjame decirte que tus caprichos me sobran y no me interesan porque yo te amo y no hay duda de eso, de que te amo; te amo pero no soportaré ser juego de nadie.

Contigo yo podría ser feliz pero primero debo decir que yo busco alguien afín a mi, que podamos compartir gustos que odie las mentiras y que se sienta conforme con lo que obtiene por su esfuerzo, que no quiera disfrazarse de verdad cuando todo es mentira, que comparta mi visión de vida, que tenga el mismo plan que seguir, que tenga un horario para dormir, que le guste los condimentos y tenga el estomago para eso. Que valore el amor que se le ofrece y que intente ser igual, pensé ingenuamente que podría contar contigo y todo estaría bien a no ser por la maldita incredulidad que tienes a la verdad. 

A estas alturas tendría lo que sea, la persona que fuera yo estoy segura que me adaptaría, tendría a quien me quisiera de verdad, quien sea menos tú porque tú aún con la compatibilidad que tenemos me haces la vida imposible, porque contigo entiendo que no todo es la igualdad en personalidad, que no importa si de repente somos diferentes porque tú no entiendes, porque tú no me quieres valorar. No creas que porque he estado contigo todo este tiempo ya me tienes asegurada a los caprichos que se te ocurran.

Yo ya estoy harta y lo único que pienso es en despedirme, yo buscaba alguien con quien poder compartir, alguien con quien poder disfrutar de las mismas cosas pero ya no podemos, ya no puedo quedarme aquí y la verdad es que no, no me tienes asegurada. Prefiero irme con quien sea menos tú porque detesto las dudas, porque detesto el disfraz de la verdad, las cosas siempre deben ser como son y nada más.