No dices nada ya.

0
291

Tengo mucho tiempo pensando en ti, tengo muchos días con las ganas de confesar lo que con recelo cayo, no importa ahora lo que vaya a suceder y estoy dispuesta a decir… Solamente en ti veo el poder de hacer volar por el cielo o la facilidad de tirarme de un sólo golpe. Me cuesta mucho decirlo y es algo que ya debes saber porque ya no puedo más. Ya no veo necesidad de ocultarlo porque sin importar lo que suceda estoy tan feliz de poder mirar un mundo nuevo en el que el cielo por fin toma su color azul, en el que las flores huelen bien y uno en donde la esperanza de un mañana llega para mí.

No dices mucho, entiendo que estés confundido, entiendo que sea demasiado pero no puedo entender tu expresión de sorpresa, estoy aquí esperando sólo un para de palabras y no dices nada. No puedes ahora reaccionar como si no supieras porque tu trato hacia mí no es el mismo que tienes con las demás, no me dejes a mí sumergida en confusiones, no fui yo quien te eligió, si tienes que culpar a alguien puede ser a mi corazón o incluso a ti por ser como eres conmigo y con nadie más. 

La verdad no sé si estuvo bien decirte a verdad, sacar todo desde el interior y decirlo todo así nada más porque sé que a veces los hombres no puedes con cosas así, no sería la primera vez que me muestro honesta y que los hombres se asustan como si no supieran ni siquiera respirar. No sería la primera vez en la que mi personalidad me quita lo que quiero. Tengo miedo no creo que se me pueda culpar, porque yo buscaba más. Espero que seas más inteligentes que los demás y sepas valorar de verdad mi sincera honestidad.

Pero no dices nada, espero un para de palabras que fijen este increíble colorido en mis ojos y lo conviertan en mi visión eterna pero no dices más. Agradeces y me miras con desconcierto, no importa que ya hayas recuperado el pensamiento, de todos modos sigues en silencio. Solamente tú tienes el poder para elevarme al cielo o enterrarme en el suelo.