Pienso en enseñarte pero eres tú quien me enseña.

0
550

La tierra nos da el lugar y nosotros tenemos la responsabilidad para intentar ser lo mejor que podamos, regresar un poco de toda esa riqueza que se nos ofrece, hoy que te he visto por primera vez he sentido que puedo hacer mil cosas, que soy la persona indicada para hacerte un ser de bien, que soy la indicada para enseñarte todo lo que debas saber, que con mi enseñanza contribuyo a un mundo hermoso en el que tú serás parte de él, uno en el que te puedan valor por o que eres y no por lo que debas ser. Quiero pensar que mi intervención sobre ti es un pequeño grano de arena que pongo para que las cosas sean como deben ser aunque todo sea una ilusión ingenua.

Yo quiero ser el mejor ejemplo que puedas tener hasta he llegado a pensar a ser como tú un instante y me lo intento, me pongo en tu lugar, intento hacer que las cosas sean sencillas para ti, digeribles, que entiendas, que te guste que sea atractivo para que puedas comprenderlo, intento hacer que las persona lo entiendas, que uno con quienes piensan igual que yo para que puedas sentir que no todo el mundo te teme, que no todo el mundo esta de cabeza haciendo lo que individualmente se quiere y aplastan lo que nos les conviene. 

Invento una realidad que tal vez nunca haya, una que nunca ha existido y a pesar de saberlo así sigo siendo como los demás ilusionándome con un pasado idóneo; diciendo “ahora las cosas están peor” Quizás eso no tenga nada de razón e ignorarme si lo escuchas de mí, es sólo que intento ser optimista ante la situación real y eterna. 

Tal vez nada sea como deba, pero contigo a mi lado todo ha cambiado, las cosas son como yo menos creía, he salido de mi burbuja para ser ideal para ti, para aprender de los demás y enseñarte aunque la única verdad aquí es que tú me has enseñado más a mí. Justo ahora soy la persona que nunca pensé que sería; comprensiva, valiente y abierta me lanzo al mundo en el que siempre he vivido, te sostengo en mis brazos pero en realidad eres tú quien me sostiene y aunque quisiera quitarte esa responsabilidad la verdad es que desde aquí en esta elevación contigo en mi pecho la perspectiva del mundo cambia para mostrarme mi humanidad más allá de la de los demás.