Si se trata de confesar…

0
292

Me ausento de lo que siento y me alejo de lo que no quiero pero eso incluye al mundo entero. No es mi culpa ser como soy, la vida me pone en situaciones que no puedo comprender, en lugares que me son difíciles de manejar, en momentos en los que pierdo el control, en los que pierdo el poder de manejar las cosas como quiero. Aún no encentro la manera de ser normal, aún no hallo la forma que me mantenga como los demás, vivo de mi propio sufrimiento porque el mundo entero me causa un fuerte dolor de cabeza, mirando la miseria, mirando su derrota, mirando su propia destrucción; unos contra otros.

Y ¿Qué sentido hay en la felicidad? A mí no me complace a superficialidad, a mí no me hace feliz estar con alguien más porque muchas veces ya he tenido que sacrificar mi propia estabilidad para dar lo mejor de mí, para ofrecer un lugar seguro y dárselo a alguien más, alguien que no valora, alguien que no hace nada para agradecer. No, no hago las cosas para que me regresen lo ofrecido pero sería muy hipócrita de mi parte decir que no quisiera recibir algo bueno después de todo mi esfuerzo. Cúlpame de individual pero no me taches de rara o ausente.Te di cuanto mereciste, aún ahora me esfuerzo para dar lo que pueda, aún así y con toda mi confusión me esfuerzo para ofrecer la mejor versión que pueda ser de mi misma. No puedo ser más grande y no puedo ver lo que quisiera en donde no lo hay, me ilusiona el amor, la vida, la felicidad. la empatía y la amistad pero es un complot malvado en donde no puedo emocionarme por algo tan irreal.

A veces me quejo de todo lo malo, otras ni siquiera aprovecho lo lindo que la vida me da y es que la amargura de la decepción ya no me da para más. No puedo ser como quisiera pues es la vida misma que me pone en este papel, la historia de mis historias no me deja ser de otra forma. Por favor no vengas a pedirme lo que ya sabes que no puedo dar, por favor no vengas a decirme que quieres que sea como era antes porque no se puede romper un jarrón y dejarlo igual; intacto después de pegado.