No me puedes culpar por sentir lo que hoy ya es parte de mí.

0
272

 

Pretextos no me van a faltar porque es mi manera de hacerme creer que me puedo proteger, lo dejo todo para no sentirme pesada, dejo mi corazón recostado en el sofá, pero es un sueño confuso verte caminando y me saco los ojos para no tener que verte, los dejo junto a la cama, me recuesto y viajo… Me elevo volando con cada respiro profundo, me dejo llevar, me dejo ir porque no hay nada más genial. Me abro camino entre las telarañas de mi mente, desempolvo recuerdos y llego a tu rostro con destellos dorados que parecen pecas lujosas.

¿Qué es esa melodía tan melancolía? La lluvia no espera a que la tristeza se marche, me dueles, me duele saber que eres de otra, no hay pretexto que me valga y aún así no me importa, porque finalmente qué sería de la juventud sin la imprudencia en el amor. Me saco el corazón y intento limpiarlo pero no puedo sucumbir ante las exigencias de mi humanidad, soy frágil como una flor pero sin su aroma, soy terca como una mula pero sin su fuerza de voluntad, soy mansa como un gato pero sin el salvajismo inextinguible… Me falta, me falta mucho.

 

 

No tengo intención de rendirme, no tengo intención de irme pero quiero encapricharme aún más, quiero escuchar que me niegues y me digas que me vaya, pídeme que me vaya, tal vez lo haga. Hoy ceno las lágrimas que vienen de noche, respiro entrecortado y pese a la tristeza no puedo evitar sudar, no puedo evitar humedecerme el cuerpo, pienso en ti, la respiración, la humedad en mi rostro, el noche, el cielo estrellado y la escalera que forma para poder subir a tocarlo. No puedo llegar hasta ahí yo sola, sé que no puedes entrar conmigo pero así es como funciona el corazón porque a veces no se resigna.

 

 

Sabiendo que ya tienes a alguien, sabiendo que ella es feliz, sabiendo que quizás tú también lo seas, sé que no quiero decirte adiós y no haber luchado para saberte mio. Me importa poco lo que piensen, me importa menos lo que ella sienta, yo ya sufrí demasiado tiempo, lo único que me importa es tu respuesta y puedes apostar que haré mucho para finalmente saber que piensas.