Yo nunca te amé por eso es que te dejé.

0
1147

No me sirve hacerme la hipócrita y llorar, no me sirve hacer mi drama si en verdad no siento lo que digo, no puedo sentirme mal porque en realidad no lo siento, no es algo que yo pueda manejar a mi antojo, es mi personalidad pura la que se muestra y no me permitirá hacer nada de lo que esperas. No quiero engañar, no soy la chica frágil que se desconsuela y se tira al piso buscando refugio y a un salvador, me rescato a mi misma y no puedo hacer lo que esperas… No te puedo llorar. No puedo ser diferente, para qué rogar y hacerme la interesada si al final sé que te voy a dejar, al final sé que me voy a marchar.

No es crueldad, no es desinterés, no es la maldad que las malas experiencias me han permitido acumular, es la necesidad de mi naturaleza, así es como soy y no lo puedo cambiar, ni siquiera para agradar o fingir para no sentirme mal, así soy no hay más. Yo nunca te ame en realidad, me gustaba estar contigo aún disfruto tu compañía, tu cuerpo y tu ser pero no te amo y no es maldad, es mi persona, es como soy; lo siento, no lo puedo cambiar… No lo quiero cambiar, es mi persona y con el tiempo lo aprendí a manejar, ya lo he aceptado, debo decir que sería bueno que empezarás a hacerlo.  No volveré, no hay opción, no hay más que hacer donde ya no hay nada, de ti me salvé, porque me quieres cambiar, me quieres volver para ti: la chica perfecta, la chica que haga lo que debe y no diga nada. No soy sueño de nadie, no soy alma gemela ni media naranja, soy lo que soy y más te valía haberlo aceptado así. Tú sólo pensabas en el sueño anhelado y mírame aquí con todo este coraje frustrado,mírame queriendo escapar de ti y de lo que eres, quisiera poder decir que tú eras diferente pero no es así y me mentiría aún más queriendo adaptarme a lo que tú eras.

No pienso darme de nuevo para lo que no vale la pena, no pienso darme para lo que no me puede dar, lo siento por mi pensamiento pero es que no puedo cambiar, no te amé y prefiero ahorrarme el trago amargo, prefiero ahorrarte el mal paso, no puedo volver, no volveré, no estoy para dar gustos y lamento no ser el tuyo.