Primero la advertencia.

0
370

Debo ser yo la primera que te advierta que no soy la mejor mujer para pasar el rato, que puedo ser una chica de un momento y no tener arrepentimientos, pero no soy fácil de olvidar, podrá estar conmigo un segundo y durar mucho tiempo intento averiguar que es lo que tengo que quieres estar aquí. Debería de ser yo la primera que te diga que mi pasado muchas veces no es el mejor, que dependiendo la persona puede convenir o no pero en tu caso será una dura prueba para ambos; porque no querré robarle al mundo un buen hombre y desperdiciarlo a mi lado, no querrás un día despertar y pesar que pudiste esperar un poco antes de decidir.

No me desvalorizo pero tampoco me quisiera aprovechar y lo que intento decir es que probablemente no me merezcas pero tampoco quiero ser injusta y decidir por ti o creer que tengo el poder para decirte que es lo que más te conviene, no tendría sentido ser así, no tendría sentido decirte que te quedes aquí para que lo intentes pues finalmente será tú quien lo decidas. Antes de eso quisiera decirte que lo pienses una vez más. 

Siempre cumplo lo que prometo pero suelo no comprometerme a nada para no cargas con responsabilidades que probablemente no me correspondan, no puedo ser amiga de nadie que no encaje dentro del circulo de mi cabeza, tú ya me conoces ¿Qué puedo yo decir? Eres tú quien sabe lo que hace, no creas del todo estando enamorado; es el mejor consejo que te puedo dar porque muchas veces lo he hecho y no me ha salido nada bueno.

Llevo un corazón herido que con mil cicatrices se vuelve duro, vivo para mí no hay razón externa que me haga querer cambiar, yo estoy dándome cuenta del amor que me haces sentir pero prefiero retirarme a tener que lidiar con la decepción que te puedas llevar, yo no sé si soy la adecuada, yo no sé sí soy la correcta pero no tendría porque decirlo yo, dímelo tú que eres quien quiere quedarse pero no tendrás prefecto después de decir que no sabías lo que hacías.