Si otras veces no funciono es porque ignoré mis necesidades para buscar mis antojos.

0
923

Puedo culpar a mi instinto primitivo o puedo decir que es una corazonada pero es que así es la verdad, un abrazo y un beso a sido suficiente para saber que te quiero aquí, que te quiero aquí a mi lado de ser posible toda una eternidad. He dejado mi corazón dispersado en muchos lugares, he dejado mi amor en pequeñas cantidades por muchos lugares y puedo sentirme aliviada porque amo con intensidad, porque todo lo que siento lo siento a gran escala, sin embargo, poco a poco recojo los restos de mi amor, los restos de mi pasión y de mi corazón destrozado. Es visible lo que pienso, no soy de las que esconden el corazón con tal de no sufrir ya que muchas veces me he arriesgado y aunque no ha resultado he podido aprender.

Esta vez no me importa dejarlo todo aquí, es la primera vez que siento ese revoloteo en el estomago y me sienta bien ese cosquilleo. Esta es la primera vez que sé que es lo mejor, no me importa deshacerme de un montón de cosas banales, de dejar atrás mi concepto de pareja ideal pues así estas bien para mí, tal y como eres no te cambiaría nada más. Con esa sola vez que te he podido besar sé que aquí es mi lugar porque es la primera vez que viajo a otro universo con solo tocar un hermoso para de labios. 

Es tonto y debo decir que ya siento miedo, me asusta pensar que podrías rechazar mi propuesta hasta me atrevo a decir que me he enamorado y mira que me cuesta decirlo porque no es esto precisamente lo que busco. Creo que ya te amo, creo que es momento de dejar mi banalidad y toda, toda, absolutamente toda mi superficialidad; para poderte amar, para poder hacer que te quedes aquí. Ya no hay nadie que pueda quedarse en tu lugar aunque pienso que probablemente dirás que sí, aún así siento que lo mejor es apostar todo, jugar todas mis cartas para ver si así dices que sí… Un sí que sea para siempre. 

Y henos aquí, con muchas inseguridades pero también con muchas ganas de ignorarlas para aventurarnos. Sé que no basta con querer porque hace falta invertir demasiado de ambos pero no me asusta, no tengo miedo porque confío sin pensarlo en mi instinto, si otras veces no funciono es porque lo suprimí para buscar lo que yo quería sin pensar en lo que necesitaba.