Me pierdo… me pierdes…

0
683

Me he perdido, ¿qué exactamente he perdido? A mi, me he perdido tantas veces, por ti, por quererte, por amarte. Por eso me he perdido.

Me he perdido y encontrado tantas veces que ya no se si realmente me encuentro al final del día. En ocasiones, me pregunto ¿quién soy? ¿Qué soy? Dime, amor, ¿cómo puede amarte tanto hacerme desaparecer? ¿Cómo puede amarte tanto hacer que mi alma duela? Aún espero la respuesta, pero en el fondo, egoístamente, lo sé. Sé lo que tanto anhelo escuchar de tus labios: Que esto no es sano.

Me niego, me niego aceptar la realidad, por eso sé que soy egoísta, no contigo, sino conmigo. Soy egoísta por querer aferrarme a lo nuestro, por dejarme a mí misma de lado, pero no puedo… No puedo alejarte.

Me niego a escuchar mis pensamientos más profundos, porque te amo, pero… ¿Me amo?.

Sé que lo nuestro es tóxico, que lentamente me está matando. En las noches más frías y solitarias los pensamientos me atacan, cuando no tengo tu cuerpo junto al mío, cuando no puedo hundir mis manos en tu cabello contemplando a quien más amo…

Me aterra hasta el alma aceptar que me haces daño, con cada acción contradictoria a tus palabras, pero lo que aún no te digo y me niego a llevar acabo es lo más sensato que debería hacer en esta situación: Alejarme… Pero me niego, no puedo… ¿O realmente solo tengo miedo?.

Me pierdo, me pierdo entre tanto amor e indecisión… Porque es amor, ¿verdad?

Hay momentos en los que hasta en eso me pierdo, en lo que realmente siento. A veces quisiera que pudieras aclararme, o al menos ayudarme cariño, a saber qué realmente siento. Porque sé que te amo, pero me pierdo, amor…

Me pierdo, tengo miedo, tengo tanto miedo de aceptar que esto no me hace bien, que un tú y yo juntos esta pasando a ser solo un tú… Porque todo lo acaparas, porque todo lo contaminas, porque todo lo dañas con esa horrible actitud.

A veces quisiera saber, ¿en que momento monopolizaste nuestra relación? O mejor dicho… ¿En qué momento solo llegaste a importar tú? Y solo tú, ¿En qué momento dejé de importar yo? ¿Fue en ese momento en el que me perdí? ¿En el que mi amor por ti fue más grande que el mío hacía mi?

Cansa, agota. Pensar todas estas cosas me agota. Porque es que me pregunto tantas veces… ¿Realmente me amas? ¿Realmente te amo? ¿Realmente nos amamos?, porque sé que, aunque no lo quiera aceptar, si tan solo me amaras serias honesto… Honesto contigo mismo y conmigo. Honesto en aceptar que me haces daño. Sólo así no serías el autor de mis lágrimas.

Pero no puedo ser más hipócrita, porque te pido que me ames sin amarme yo misma. Porque si yo me amara no dejaría que pisaras mis sentimientos cada vez que quieras. Y si te amara te dejara partir, porque sé que ya esto no es bueno para ambos… pero me aterra que el día de mañana no estés a mi lado, ¿a quién le diré buenos días, amor?

Pero basta.

Ya no quiero que te lleves más pedazos de mi corazón contigo cada vez que me haces daño. Porque me duele, me confunde, me pierdo en ello… Cada día me pierdo más en esto que quiero llamar amor. Me he perdido tantas veces que con un amargo sabor de boca tengo que decir: “Ya no quiero más esto, no quiero perderme más”.

No nos merecemos esto, por eso ahora sé y estoy segura de que ahora tú también…

Me pierdes.