Nuestras fotos, nuestro recuerdo

0
331

Tengo la mala costumbre de mirar nuestras fotos, aunque no debería. ¿Se me ha perdido algo en ellas?… Es una gran interrogante en mi cabeza, no sabes cuantas veces las he visto y cuantas de ellas aún conservo. ¿Es normal que sigan allí? ¿Es normal mirarlas con sentimiento después de tanto tiempo?

Junto a nuestras fotos, revivo cada sensación junto a ti. Las percibo como nítidas sensaciones adheridas a mi piel, atadas a mis sentidos. Es como si pudiera teletransportarme en cuerpo y alma a ese momento, de nuevo. Como si tan solo pudiera escucharte reír… nuevamente.

¿Es tu risa lo que anhelo?

Al vernos cuando todo comenzó, a mi parecer estábamos tan felices, tan ilusionados, tan sobrecargados de buenas energías. A nuestro alrededor se desarrollaban tantos acontecimientos hermosos, tantos recuerdos vívidos. Es como si fuera mágico, como si el único centro del mundo fuéramos nosotros, nada más. Es lo que esas fotos me dicen, me gritan.

¿Como sospechar lo que se avecinaba?

Incluso los momentos más tontos a tu lado, reírnos de nuestras torpezas, o simplemente reírnos sin parar ni saber por qué… todos esos momentos quedaron plasmados. Cuando no hacer nada era también importante, cuando hacer reír al otro era una de las prioridades, cuando no se sentía como una obligación, cuando era más un deseo innegable, como el querer besarte a cada momento.

No te niego que alguna de aquellas fotos fueron dolorosas de revivir. Por el contraste que marcaban. Por la realidad que hoy me agobia. Porque fue tanta la felicidad que vivimos en esos momentos que no tenerlos en este instante me hace sentir vacía. Por verte tan inalcanzable, como un imposibles en este instante, e incluso en un futuro lejano. Dudo que el destino te ponga otra vez en mi camino, a menos que sea una infame burla del universo hacia mis sentimientos.

Es tan inquietante mirarme tan enamorada a tu lado en aquellas fotografías que aún conservo, las cuales no tengo el valor de eliminar. Es tan tangible el amor que sentía por ti, ¿pero qué hay del que tu sentías por mi?… Es tan perturbador recordar la fuerza con la que estaba enamorada de ti, recordar con tanta lucidez esa sensación tan abrumadora.

Cuestiono en un eterno silencio e inquietud qué es lo que tanto anhelo. ¿Por qué tengo la sensación de que algo de mi se ha quedado atascado en esas fotos? ¿He perdido algo? ¿En ti?

Te recuerdo, créeme que te recuerdo, como si nunca te hubieras ido. Y recuerdo todas aquellas cosas que eran solo una ilusión, como tú amor por mi, quizá.

Creo saber precisamente cuál es una de las cosas que extraño… Me extraño cuando era ciegamente feliz y amando, pero esta vez sin falsos escenarios.