Como quiero que me amen

0
1097

Me he arriesgado infinidad de veces buscando un punto medio quizás, o algo de paz, sentirme plena con alguien a quien quiera, sin equivocarme o tropezarme, que me acepte con mis variaciones mentales, porque ¿De qué sirve una relación si no te quiere en tus malos ratos?

Cualquiera o casi cualquiera puede amarte. Digo casi, porque no cualquiera es nuestro tipo y seamos sinceros, no siempre seremos del tipo de todos. ¿Pues de qué sirve que solo te quieran cuando sonríes? Es muy fácil amar alguien así, pero ¿Quién nos va a amar en nuestros días más grises? En los cuales ni tú misma te entiendes ¿Quién me va a amar cuando sólo quiera llorar? Porque simplemente el mundo me agobia, hay días así, pero no todos tienen la valentía para afrontar los lados malos o grises de alguien.

Por eso me encantaría alguien que me amara más allá de cuando soy feliz. ¿Es mucho pedir? Más sé que todo es a su tiempo, he aprendido que presionando las cosas para que sucedan no sale nada realmente bueno. Desesperarse por amor tampoco trae un futuro prometedor, porque te puede crear la ilusión de que amas a alguien, solo por desesperación, por necesitar amor.

Confundirse en el ámbito amoroso es una de las cosas más desagradables que puedan suceder, en ellas pones en riesgo tu corazón y el de alguien más. No tener la certeza de cómo acabará aquella duda del corazón nos hace temblar de temor, porque una de las cosas que protegemos fervientemente son nuestros sentimientos, si no, ¿que nos queda? ¿Qué seremos?

Tomare el tiempo necesario y justo, para encontrar esa persona que se muera por mis huesos y viceversa, porque lo que comienza rápido, rápido acaba, y no quiero que eso pase. Ya no necesito que eso pase, quiero poder vivirlo con calma, por eso espero tranquilamente hasta el día en el que eso ocurra nuevamente, espero que esta vez sea para quedarse para siempre.

Romina Atencio