Un amor eterno sobre el escenario

0
213

Esta noche, mis nervios se han incrementado a un nivel muy alto y no solo porque dentro de unos minutos saldré al escenario. Sino que, además, esta vez tengo que actuar con mi mayor motivación, mi más exigente crítico, mi gran apoyo dentro de este mundo, que en ocasiones se vuelve cruel y despiadado. Si, compartiré las tablas con el amor de mi vida y lo más irónico de todo, es que en esta obra él será mi peor enemigo.

Acaban de darnos la primera llamada para salir a escena y es en este momento, que me pongo a meditar, en lo difícil que será para mí fingir odio hacia él, si cuando lo vea a los ojos, las únicas ganas que tendré serán de abrazarlo con amor y besarlo con vehemencia. ¿Cómo podre decirle tantas palabras duras y frías, si durante los ensayos pasaban horas y horas, para que pudiéramos apenas demostrar que no sentimos este amor que nos quema por dentro? Definitivamente, este ha sido el trabajo más difícil y doloroso, que he tenido que hacer en toda mi carrera de actriz.

Honestamente, creo que la escena que más me costara interpretar, será cuando tenga que abofetearle con todas mis fuerzas y decirle que se aleje de mí porque lo odio. Tengo que confesar que, al ensayar esta parte de la obra, en más de una ocasión, rompía en un profuso llanto y me deshacía en muchas disculpas y numerosos “te amo”, acompañados de fuertes abrazos.

Sin embargo, él, siendo tan profesional como es, me abrazaba confortadoramente diciéndome que no tenía que preocuparme por nada, que él sabía lo mucho que lo amo, que él me ama con todo su corazón e incluso hasta bromeaba, al decirle a todos nuestros compañeros que ya sabía lo que le esperaba, si se portaba mal conmigo, lo que inevitablemente me hacía reír. ¡Oh debo darme prisa! ¡Ya han dado el segundo llamado!

Ahora que estoy frente al espejo, me doy cuenta que quienes no creían que nuestra relación funcionaría, tuvieron que tragarse todas sus palabras desdeñosas, ya que lo nuestro, es un amor perpetuo e imborrable pues fue grabado con fuego. Acaban de dar el tercer llamado, es hora de salir al escenario.

Sayduvis Blanco