8 cosas que debes saber si quieres que tu relación funcione

0
41

Esperar que te demuestre amor cuando y justo como tú esperas puede hacer que la relación se torne forzada. No lo presiones y no te frustres, el amor no tiene una receta y una persona por mucho que te ame es muy difícil que actúa justo como tú lo deseas. Dale chance de que te lo demuestre como él sabe, aprende a conocerlo y así cada muestra de cariño te sabrá a gloria.  Una relación no se trata de que siempre uno sea el que gane las batallas y así el que ceda es el que ama más, NO. El ideal es que se logren acuerdos, en donde los dos ganen, encontrando el equilibrio de lo que tú quieres y lo que él está dispuesto a dar, además de darte cuenta si la relación puede ser o no duradera, te darás cuenta que no necesitas a nadie más pues se complementan

  • Jamás deposites tu felicidad en el bolsillo de otro, está bien amar con locura pero aléjate de la psicosis y la dependencia de siempre estar juntos. Aunque se amen, ambos necesitan su propio espacio, tiempo para hacer otras cosas y tiempo para poder extrañar a la pareja.
  • Estas enamorada de un ser humano, no de un ser omnipotente que todo lo ve y todo lo sabe, no esperes que te adivine el pensamiento, comuníquense.
  • No hagas cosas lindas por él esperando obtener algo a cambio, haz lo que te nazca porque lo amas, no por conveniencia.
    src=”http://escritordelavida.com/wp-content/uploads/2018/02/sweer-300×300.jpg” alt=”” width=”337″ height=”337″ />
  • Es tu novio, no un doctor. No esperes que cure tus heridas, solo tú eres la responsable de tu corazón roto, nadie tiene porque cargar con las penas de otro.
  • Tu pareja también tiene sus propias expectativas, tienes que aprender a ponerte en su lugar y así caminar juntos para lograr los sueños de ambos.
  • Aprende a descubrir cada diferencia que tengan y así amarán no solo las cosas que tienen en común, así también se organizarán eternos y apasionantes debates de sus puntos de vista, las diferencias pueden ser las más bonitas afinidades.

Idea Original: Constanza Hatte