La vida

0
43

La vida nos va enseñando muchas cosas a las cuales de jóvenes no pusimos mucha atención y que ahora de adultos buscamos respuestas a tantas preguntas. Es por esto que poco a poco la vida nos va enseñando a vivirla.

Pues a medida que vamos madurando entendemos que no es tan compleja, que a veces solo se trata de disfrutar de esas pequeñas cosas y esos pequeños detalles tan simples que nos rodean de manera casi imperceptible. La vida no es fácil, es por esto que tenemos que aprender a liberar la mente de pensamientos aleatorios y no dejar que los pensamientos vaguen por si solos. Necesitamos un descanso de vez en cuando, pues nos cansamos de sostenernos y de luchar por ir siempre detrás de un porque, de una respuesta o buscando la claridad para nuestras vidas.

Por eso debemos hacer una pausa y detenernos por un momento, ya que somos seres humanos. Así que tenemos aprender a descansar cuando el alma lo necesite, solo hay cerrar los ojos al mundo para así lograr tener serenidad y paz. La vida nos va consumiendo si se lo permitimos, así que aprendamos a vivir el momento, el hoy y el ahora. Aprendamos a invertir en nosotros mismos, comprar la ropa que nos gusta, los zapatos que deseamos, comer nuestra comida favorita, ver la película que queríamos ver, hagamos el viaje que siempre soñamos, vivamos una vida a plenitud porque la vida va pasando y no espera por nadie.

A veces estamos tan ocupados y preocupados por el día a día que no nos ocupamos de vivir la vida de manera fructífera. La vida nos regala un nuevo amanecer todos los días para comenzar una vez más, así que hay que disfrutar, apreciar y valorar cada segundo que pasa como si fuera el ultimo. Tenemos que sobrellevar los problemas y las adversidades de la mejor manera, con la mejor actitud ante la vida.

La vida es muy exigente y te va a pedir mucho. Requerirá a diario que hagas más, que entregues más, que veas más, que escuches más y sientas mucho más. Todo esto nos puede parecer agotador y en ocasiones cansarnos de la vida, pero al final del día todos necesitamos vivir y hay que vivir al máximo.

Yessica Sarcos