Lamento que nunca me hayas querido

0
943

¿Si no fue mi culpa nacer en medio de dos hermanos, porque debo pagar? Siempre me hiciste sentir la gran diferencia entre mis hermanos y yo, nunca tuve tu amor, siempre anduve suplicando tu cariño… tu atención. Cada vez que me esforzaba, era ignorada, eso me hacía mucho daño. Parte de mi alma murió durante la niñez, de esa etapa solo hay recuerdos dolorosos y amargados. Siempre sola y temerosa, sin  amigos ni alguien a quien acudir.

¿Porque tratarme  como si no perteneciera a ustedes?, siempre me dejabas sola y te ibas de paseo con ellos.  Tu primogénito era el mejor, tu pequeño… tu adoración. Para mí nunca hubo un pastel de cumpleaños, mucho menos podía esperar un regalo. Fueron tantas las veces que me quede fuera de la casa y ni cuenta  te dabas, solo el frio, el hambre y la soledad eran mi única compañía.

Tal vez querías otro niño en vez de niña, o quizás yo te recordaba un amargo momento en tu vida, tal vez ni tu misma sabias porque lo hacías, pero una y otra vez mi hiciste sentir como si yo no fuese tu hija.

Dios decidió quitarte a uno de tus amores, y a pesar de tu actitud, nunca lo odie, ¡era mi hermanito menor! Recuerdo cuando lo defendía de los más grandes que él, y los pocos momentos que compartía con él los llevare en mi corazón. En tu dolor gritabas con ahínco, con desespero, y le preguntabas a Dios, ¿porque él y no yo? No te imaginas cuanto dolor sentí al escucharte, ya para esa fecha era un adolescente y sabía el significado de tus palabras. Terminaste con mi alma al decir  esas palabras, ahora ya no hay esperanzas para mí.

No sabes en cuantos problemas me metí, llegue a lo más bajo, lo más sucio que hay en este mundo, lo único que anhelaba era morir, pero ni para eso tenía valor. No solo fui menospreciada por ti, todos en el mundo me trataron como lo hiciste tú.

Ya soy adulta, y soy una mujer llena de amargura y dolor, me aíslo y evito el amor; eso fue lo único que conocí.

Nunca quise tener hijos,  me parece una abominación traer hijos al mundo sin saber dar amor. Yo no lo conocí, y no sé cómo expresarlo, me siento anulada y solo soy capaz de dar lo único que recibí.

Beatrix