Necesito una explicación… pero no existe

0
55

Necesito una explicación. Son cosas que no logro comprender. Realmente, creo que los sentimientos no se pueden expresar, aunque algunos claramente pueden tener nombre. A pesar de todo, somos capaces de vivir. Sin embargo, esto que siento no sé cómo llamarlo. Si debo ser yo quien le asigne el nombre, le pondría el tuyo.

Necesito una explicación. Son situaciones extrañas y complicadas. Los recuerdos del tiempo juntos, de las noches insomnes, de las conversaciones eternas. Roces superficiales de almas y fueros que no sé si pertenecen al pasado o el pasado pertenece a ellos. Un desfile de instantes vívidos, de vidas instantáneas.

Necesito una explicación. ¿Por qué tenías que ser tú?, hace falta aclarar eso. Esos brazos fuertes que me sostenían, ese vigor tuyo que me contenía, ahora que no están para mí, me dejan sin palabras. Las palabras que necesito para darle identidad a lo que siento. Es la experiencia innombrable de la amargura de tu partida.

Necesito una explicación. Si alguien pudiera mirar dentro de mí, del mismo modo que un relojero sobre su trabajo, y distinguiera cada uno de sus componentes, entonces me informaría de qué es lo que realmente ocurre, describiría sus intrincados procesos, me otorgaría el regalo del reconocimiento. De dicha inspección me llegaría la iluminación.

Necesito explicarme a mí misma lo que siento. Necesito explicarme en qué condición me encuentro. Necesito explicarme las decisiones que tomo por ti. Necesito explicarme qué es todo esto en mi interior. Pero si pudiera explicármelo, no me haría falta nada de eso. Necesito una explicación que venga de ti. Pero, sobre todas las cosas, necesito que seas mi explicación.

Que expliques mi mundo como lo explicabas cuando estabas a mi lado. Que vuelvas a darme un norte y una dirección en este sinsentido. Necesito un por qué, un cuándo volverás. Una mirada más…

Autora: Alicia Polanco