Y gracias a ti supe lo que es amar de verdad

0
39

Estaba llena de dudas ya que mi vida amorosa había sido un caos total y me repetía una y mil veces que ya no me volvería a amar, que no expondría más mi corazón y conmigo ya nadie más iba a jugar. Pensé que conocía lo que era amar de verdad y tan equivocada estaba que llegaste tú para para hacerme razonar. Tú me demostraste que yo no sabía lo que era amar, que todo fue como una linda ilusión con la que él supo jugar, donde me envolvió con sus palabras y así fui más fácil de engañar.


Cuando te conocí a ti, mi persona ideal, las palabras sobraban y volaban alrededor de mí. Bastaba una simple mirada para saber que esto era algo mágico y especial. Mis ojos no podían creer lo que veían, mi corazón no podía explicar lo que sentía y mi boca no podía expresar tantos sentimientos que estaban estallando dentro de mí ser. Fue algo tan difícil de explicar, como en tan solo unos minutos yo me podía enamorar de alguien que a mi vida acababa de llegar para llenarme de amor y seguridad al amar, pues con mi corazón te ibas a quedar.

Cuando te conocí el tiempo se detuvo por unos instantes, y luego fue como volver a nacer, luego comencé a ver de manera diferente todo a mí alrededor, como las bellezas, las maravillas y la pasión de la vida. Mis palabras tenían un significado diferente, comencé a apreciar, admirar y valorar las cosas más simples y sencillas del mundo, comencé a ver cada amanecer de manera distinta, comencé a ver la luna con una magia infinita. Comencé a descubrir cosas que tenía en mi escondidas. Entendí que la experiencia pasada me había dado la oportunidad de sentarme solas a amarme a mí misma en soledad, pues era muy importante amarme a mi primero antes de amar a alguien más.

Tú me enseñaste a amar de verdad a tener ese sentimiento tan grande y tan difícil de explicar, tú llenaste mis días de una gran verdad, esa que ante los ojos de nadie ya podemos ocultar. Tú me trajiste mucha felicidad, me llenaste de sueños y metas por alcanzar. Tú cambiaste mi mundo, mi manera de pensar. Tú llegaste hasta lo más profundo de mi alma para llenarla de paz y seguridad. Tú llegaste a mi vida para cambiarla de verdad a una nueva vida de la cual no quiero nunca más dejar. Gracias por enseñarme y demostrarme lo que es amar de verdad.

Yessica Sarcos