Owen Wilson paga 25 mil dólares al mes a su hija. Nunca la conoció y no planea ser parte de su vida

0
1113

La madre de la niña insiste en que el actor conozca a su hija. Él prefiere guardar silencio.

Hay algunos actores que han hecho hasta lo imposible por crearse una imagen de buenas personas. Estrellas que de todas formas nos hacen pensar que no están tan lejos de nosotros: los podríamos ver en nuestros patios, compartiendo una barbacoa con nuestros amigos y dándole una salchicha al perro. Son lo contrario de los Brad Pitt o Jennifer Aniston del mundo, actores que dejando de lado sus capacidades como intérpretes, de apariencia, así de primeras impresiones, no parecen alguien que descendió del Monte Olimpo para darnos una mano a nosotros, pobres mortales. 

Pocos representan mejor estas características que Owen Wilson. Teniendo en cuenta que además el actor ha dedicado su vida a interpretar a tipos cualquiera, muchas veces en comedias donde lo que se busca es lograr una identificación con el publico, ver a Owen nos hace pensar que si fuera nuestro vecino, no tendríamos una relación nada especie. Sería una persona más en el barrio, igual que nosotros. 

Por mucho que parezca un sujeto regular, no olvidemos que Owen Wilson es un actor sumamente exitoso. Hoy está un poco alejado de la pantalla grande, pero hace un poco más de diez años, era una de las estrellas de comedias más necesitadas y adoradas del mundo. Esto le dio acceso a esa vida que todos creemos que evita, la de la fama y la fortuna hollywoodense. Todos sabemos que esa existencia entre una fiesta privada en un yate y la siguiente viene llena de riesgos y posibilidades de terminar en situaciones no muy alegres. 

Desgraciadamente, hasta alguien como Owen puede caer en estas tentaciones. Así fue como terminó con una hija a la que no conoce y de la que no pretende tener ningún contacto ni noticia. Una información que nos cuesta creer, viendo cómo Owen parecía ser uno de los tipos buenos genuinos del séptimo arte.

La pequeña Lyla Aranya Wilson es la hija de una ex pareja informal con la que Owen salió por cerca de cinco años. Nunca formalizó esa relación, al punto de que cuando se enteró de que su ex pareja estaba embarazada, no tuvo la seguridad de que la niña fuera suya. Un test de paternidad alejó las dudas, lo que llevó a Owen a firmar en un acuerdo la relación que tendría con la niña. 

Pagó 70 mil dólares de su bolsillo, junto con un acuerdo de 25 mil mensuales para su crianza. A cambio de esto, él no tendrá ninguna responsabilidad en la crianza o vida de la pequeña.

La madre de la niña ha intentado que Owen entre en contacto con ella, pero él no ha dicho nada. Al parecer, para Owen es un capítulo cerrado de su vida.

Vía: Upsocl