Se fue de la seguridad de mi vientre y el dolor se quedará.

0
1515

No olvides el dolor que nos une, no olvides que a pesar del tiempo que estuvimos en espera ese pequeño lapso de tiempo fue decisivo para juntarnos, para mantenernos sujetos a un lazo que poco a poco de deshacía, ¿Quien demonios lo sabría? Todo iba muy bien, todo era perfecto hasta que él ya no quiso sujetarse de mi vientre. Yo tampoco podré olvidarle porque es un dolor que no nos dejará, es un dolor que no se irá porque ya esta marcado en esa pequeña cicatriz que me quedará y ese hoyo en tu corazón; porque es justo decir que aún con el vació en mi vientre, también es grande el vació en tu interior, no soy la única que sufre a pesar de que me comporte así y es que estaba furioso aún lo estoy pero no contigo.

No puedo estar enojada contigo, no es justo pero no podía ser consciente,no podía ser cuerda y pensar las cosas con inteligencia, fue el salvajismo del momento, estar enojad ay no saber con quien ¿Con él que ni siquiera pudo saber qué? ¿Con la naturaleza por ser “sabia” y no dejarlo conmigo? ¿Con Dios por llevárselo para él? Era obvio que tenía que ser contigo, porque eras el único ser tangible con quien podía descargar mi frustración y falta de comprensión; es verdad no pensé en ti y déjame disculparme por eso aunque ya te hayas ido, aunque lo haya dejado a medias, aunque quizás nunca lo entiendas… 

Yo le he pedido que se vaya porque no puedo mirar su rostro sin evitar imaginar si él se parecería a papá, le pedido que se aleje si quiere porque justo ahora no hay nada que nos una, no hay responsabilidad que no ate de por vida, excepto este horrible dolor, porque le duele a él también aunque sea su rol ser el fuerte, porque me duele perderlos a los dos y aún así no poder mantener a ninguno conmigo. 

Quizás sí era el plan de la vida, quizás era una lección que debía aprender aunque no lo entiendo, aunque ahora no lo creo, intento darme un poco de razón, intento ser inteligente y ver las cosas como son para poder empaparme de la normalidad pero ¡No quiero! Estoy enojada, estoy furiosa y hasta decepcionada, no puedo culparme y sin embargo desafío esa afirmación haciéndolo, estoy molesta hasta conmigo, a veces me miro como una culpable… Algún día dejará de importarme aunque siga doliendo, de cualquier forma no estarás conmigo, él estará muy lejos, flotando en la nada y tú sufriendo como yo pero lejos de mí.