Una mujer no hace ruido cuando se va, ya lo hizo antes, cuando quería quedarse y no te diste cuenta.

0
786

Ten cuidado cuando te quejas de lo ruidosa que es tu mujer, porque tu deseo se puede cumplir y tu vida quedará en silencio, porque esa mujer ya se habrá ido. (intro)

Sinceramente me parecen cómicos tus reclamos, ya que siempre te quejabas de que era muy ruidosa, de que siempre quería hablar y tú nunca estabas de humor para hacerlo, te quejabas porque te decía lo que no me gustaba de ti, porque te pedía que cambiaras, porque quería hacer cosas juntos, pero sobre todo siempre te quejabas cuando te decía que algún día me iría, aún recuerdo que en la última pelea que tuvimos me dijiste claramente “Si te vas a ir hazlo, pero deja de estarme fregando con eso y amenazando, porque perro que ladra no muerde y si en verdad quisieras irte ya lo habrías hecho”.

Tomando en cuenta todo esto me resulta muy extraño y gracioso que tu primera queja fue por haberme ido y la segunda por no decir “siquiera adiós”, voy a confiarte un secreto ya que estamos en confianza: es verdad que las mujeres hablamos mucho, y es verdad que muchas veces podemos ser algo “ruidosas”, pero lo hacemos porque necesitamos llamar la atención, porque sabemos que el dialogo es importante y los hombres regularmente rehuyen de una conversación a cerca de lo que está mal en sus relaciones, no les gusta ser señalados ni que les digan sus verdades, es por eso que terminamos alzando la voz, porque queremos que nuestras ideas las escuchen aunque sea a la fuerza.

 

 

Y no lo hacemos para imponernos ni mucho menos, sino porque estamos preocupadas por nuestra relación y porque sabemos que si no hacemos nada solo espera un destino y termina en separación, por eso somos tan ruidosas, por eso a veces parecemos unas molestias, porque buscamos sanar nuestra relación y para eso se necesita conversar, se necesita desahogarse y decir lo que hay que decir, pero tampoco es que seamos así todo el tiempo, ni tampoco nos gusta ser así, solamente nos comportamos de esa manera cuando hemos agotado todos nuestros demás recursos.

Si nuestra pareja se acerca a una conversación tranquilamente, podemos hablar en voz baja, y con elocuencia, pero si solo se nos presentan oídos sordos tratamos de hacernos oír, aunque como dije no todo el tiempo somos así, solamente nos comportamos de esa manera mientras tenemos un interés en la persona, mientras esa persona significa algo importante en nuestras vidas, pero una vez que el amor desaparece, también lo hace la necesidad de comunicar, así que ya una vez tomada la decisión de irme no tenía razones para decir una sola palabra más.

 

 

¿De verdad creíste que nunca te dejaría, porque siempre que te advertí que lo haría terminaba quedándome?, pues no era debilidad de carácter, era que esperaba que reaccionaras, pero una mujer no hace ruido cuando se va, ya lo hizo antes, cuando quería quedarse y no te diste cuenta.

Autor: Sunky