Cuídalo por mí.

0
2552

No es que yo estuviera aquí para ser tu madre, no es que yo haya tenido el deber de criarte como si fueras un niño, siendo sincera sí eres un niño grande, tienes la madurez de un hombre pero el corazón tierno de un chiquillo, lo único que tenía que hacer era amarte, pero las cosas no siempre salen como uno quiere, la verdad es que no sé que sucedió… nunca lo he sabido. Puedo decir que he sabido ser muchas cosas pero un mujer madura no siempre me ha salido bien.

Cuídalo tú que sé estas aquí para él, no es que te merezca o que yo tenga el poder para decirte a ti o él con quien deba quedarse pero si hoy estas tú ahí con él, entonces disculparas mi sentimiento pero creo que tengo el derecho para decirte que te encargues de él que seas todo lo que yo no pude ser, si en verdad lo amas como para pedirle que se aleje de mí entonces debe ser porque eres una buena mujer. Lo conozco desde siempre y lo único que busco hacer es facilitarte las cosas para que seas mejor de lo que yo pude ser. Cuídalo como un tesoro porque en realidad lo es, sabes tan bien como yo que las mujeres nos hemos dedicado a decepcionar al sexo opuesto, él aún no pasa por eso, cuídalo como si fuera el único hombre en la tierra, sólo cuídalo. 

Cuando diga adiós, abrázalo, consuélalo dile al oído que nunca fui para él, bésalo en la frente y prométeme que nunca le dejaras, que nunca ocultaras lo que en verdad sucede excepto esta vez; que nunca se entere que me fui por él y no porque yo quisiera hacerlo. No es que no sea la mujer adecuada para él pero es que las cosas nunca funcionan como uno quiere, no es que sea la persona perfecta para cuidarle y acompañarle pero es que yo ya he desperdiciado esa oportunidad varias veces y maldigo la vida por poder apreciar lo que se tiene hasta que se pierde.

Tómalo de la mano y piérdanse en las fauces del destino, sé la mujer fuerte que sé que eres y encárgate de todo lo que él no puede, sé mejor de lo que yo fui y no me mires con desprecio pues en las manos te entrego lo más importante que he tenido en la vida, no soy heroína de nadie y hoy no seré la tuya pero puedo aconsejarte y más que eso pedirte que seas mejor de l oque yo quise y pude ser, sé mejor cada día de lo que fuiste el anterior, cuídalo como un pequeño tesoro porque alguien así lo merece.