Ya no te aferres.

0
755

Cómo quieres que la vida sea lo que que tú quieras, es momento que te des cuenta que entre más roto estés más oportunidades tienes de convertirte en una persona diferente, es momento de madurar, la exigencia de tu idea no es más que una señal del hambre que llevas de crecer pero al mismo tiempo de la inseguridad y de la falta de pensar. No sirves para la vida si tú corazón esta congelado.

Se trata de amar, de vivir, de odiar, de volar, de reír, de sentir, de arriesgar, de apostar, de tolerar, de llorar, de gritar, de salvar, de ver por los demás, de la desidia, de la confianza, de la inseguridad, del miedo y de la valentía. ¿Puedes ver que de nada sirve quedarte congelado?

Inviertes tus respiros en odio, en remordimiento y en rencores hacia ti mismo principalmente, porque estas molesto, porque esta roto, porque estas descompuesto. No te sirves y no sirves para vivir, la vida es un riesgo, un juego aleatorio y la rendición es sólo para cobardes. Nunca es fácil pero verás que si ganas aunque sea lo más mínimo saldrás victorioso que estarás satisfecho. Si yo pudiera hacer algo por ti… 

Te volvería arcilla para modelar, te haría parte de mí y me convertiría en ti para no verte sufrir, para que pudieras vivir; para verte feliz.

Ya no pierdas el tiempo en buscar un culpable, ya lo lamentes el tiempo que has perdido, ya no sufras por lo mismo. Renueva tu ser que a gritos pide una oportunidad de volver a nacer, Si yo pudiera convertirte en una planta tierna; te regaría todos los días para que fuera el fuerte roble que sé puedes ser. 

La vida es para volar, deja que el amor te convierta en un ave y puedas surcar con tus alas por el cielo. Deja que tus heridas se cierren, permite que cada hoyo que tienes se sane. Tú sólo ves lo que quieres ver, cierras los ojos a la realidad e imaginas que todo te sale mal. ¿Cómo quieres un cambio si no haces nada para buscarlo?