¿En qué momento me detuve a mendigar a alguien que no sabe valorar?

0
3969

Me siento tan enferma de amor, tan asqueada de mi misma, por aceptar toda tu ingratitud, a pesar de ello mi corazón es el peor masoquista porque a pesar de que le lances dagas envenenadas como lo son tus palabras, él se cae y se levanta, como si su misión en la vida fuera amarte, como si no hubiera nada después de ti, un nuevo mañana.


Para ti soy solo una muñeca, ojalá fuera en el buen sentido, pero no, soy solo tu muñeca de tus infames juegos, he sido la protagonista de cada uno de ellos, se ha grabado en fuego en mi mente cada segundo en el que solo te burlaste de mis sentimientos, como si fueran algo totalmente desechable, como si yo lo fuera, muchas veces me tuviste a tus pies con aquellas hermosas palabras que me dedicabas, pero solo fueron instantes, para luego darte la vuelta y solo abandonarme.

Es como una montaña rusa de sentimientos, pero mi travesía contigo se basa más en cuando vas en picada, sintiendo que pierdes el alma, pocas veces toqué las nubes contigo, pero solo fue un impulso para caer más rápido en picada, no sé qué es peor, el que juegues conmigo de esta manera, sin respeto por mí y lo que siento, o que yo esté mendigando el poco afecto que me das.


Me he cuestionado por qué tendemos a ser tan masoquistas, porque tenemos que quedarnos al lado de la persona que nos hace daño, porque no tenemos el valor para seguir de largo. ¿Que se nos ha perdido en medio de este infortunio? Más allá del amor por nosotros mismos, ¿Por qué buscamos algo en donde solo perdemos más de lo que ganamos? Aún peor ¿Por qué tenemos la esperanza de que cambie la persona que tanto amamos, pero nos hace daño?

Sinceramente creo que esa es una de las cosas más tontas que podemos llegar a pensar, sí, tontas, por el hecho de que tenemos una absurda esperanza de que la persona que amamos cambie por nosotros, hasta nos ponemos de meta ayudarlo a cambiar, pero que esperanza tan decadente, ¿Qué nos hace pensar que esa persona cambiará por nosotros cuando no lo hizo por él mismo?

¿Cómo ayudar a alguien que no quiere ser ayudado? ¿Cómo salvar a alguien que se ha apegado a todo lo malo?

Aquí estoy como todas las noches con un vacío en el pecho, esperando que alguna estrella cumpla mi deseo, de que algún día cambies y dejes los juegos hirientes, o que quizás, mi cerebro asimile que no eres bueno para mi vida ni para mi corazón, aceptar la verdad que me niego si quiera a pensar, ¿Cuándo tomarás en serio mis sentimientos amor?

Romina Atencio