Lo que adoro, lo que adoro de ti

0
464

Adoro cuando pasas las manos por mi cabello mientras estamos acostados o mientras solo me apoyo en ti, es tan relajante, tan reconfortante, aunque algunas veces te diga que me dejes tranquila, que me despeinas, siempre lo haces, con ese toque de rebeldía que te caracteriza y logras apaciguarme, incluso si en el comienzo tu insistencia me irrita.

Adoro cuando me preguntas cuando me fue en mi día, a pesar de que a veces no quiera hablar porque he tenido un mal día con una gran nube gris en mi cabeza, tu estas ahí, listo para escucharme y apoyarme, estas ahí cuando a veces solo salen quejas tontas de mi boca porque es la molestia lo que me impulsa, no el sentido común, y como siempre, logras tu cometido y haces que me despeje como una buena taza de té verde.

Adoro cuando me abrazas fuertemente como si te quisieras fusionar conmigo, que cosas digo, se siente tan cálido cuando me hundo en tus brazos, se siente como en casa, aunque sienta que el corazón se quiere salir de mi pecho para encontrarse con el tuyo en el camino, porque, aunque no lo diga muchas veces mi corazón te pertenece.

Adoro cuando me haces perder la respiración en medio de la risa, cuando siento que mis pulmones se oprimen por tanta felicidad, es una de las sensaciones placenteras que me brinda estar a tu lado, una de tantas, porque si comenzara a enumerar el resto me quedaría corta sin palabras.

Adoro cuando me persigues cuando estoy molesta, no es que me guste el estar molestos, pero, aunque mi sangre esté hirviendo y quiera decirte que te apartes de mi vista, mi lado débil por ti sale a flote, me encanta cuando me alcanzas y me dices que me amas, que busquemos una solución, es una molestia pasajera me dices, y si te equivocas lo admites y pides perdón, siempre lo afrontas.

Adoro todo de ti cuando me dices que me amas, incluso tus defectos, porque eso es lo que te hace ser tú y yo amo todo de ti, no solo una parte de ti, porque amar solo tus lados buenos no es amar completamente, sería hipocresía, por eso te amo hasta con el defecto más pequeño que tengas, porque tu aceptas todo de mi incluso mi lado amargado, ese que a veces es mi desagrado, pero son muchas cosas más las que me hacen adorar cada molécula de tu ser.

Romina Atencio